Peelings

TRATAMIENTO CORPORAL

La palabra peeling significa pelar o decapar. En cosmética, es aquello que produce una renovación celular acelerada de las capas superficiales de la piel. Tiene fines tan diversos como limpieza, nutrición, hidratación, disminución de los efectos del envejecimiento, acción sebo-reguladora, despigmentante, estimulación de colágeno…

¿En qué consiste?

En cosmética, se practican peelings para conseguir una renovación celular acelerada de las capas superficiales de la piel. Se suele realizar en cualquier momento que el paciente decida y sirve para:

  • Acelerar el proceso natural de renovación de las células de la piel, mediante el uso de una sustancia muy concentrada que ayuda a eliminar las células muertas de la superficie de la piel más rápidamente.
  • Tratar manchas provocadas por factores hormonales: embarazos, ingesta de anticonceptivos o terapias hormonales. Estos factores alteran el melanocito encargado de fabricar la melanina, provocando irregularidades en la piel en forma de mancha, llamadas Melasmas.

¿Cómo se realiza un peeling?

  • Después de limpiar la piel, y desengrasar se aplica una solución o mascarilla (dependerá del tipo de peeling), realizando un número de pases determinados en la zona a tratar, utilizando una secuencia de diferentes alfahidroxiácidos (ácidos de origen vegetal). Si fuera mascarilla se aplicará una capa de producto y se dejará actuar durante un tiempo prescrito por el médico y después se retirará.
  • Los tiempos de exposición de los productos utilizados dependen siempre del estado de la piel del paciente a tratar.

¿Qué tipos de peelings existen?

Se considera hoy en día el peeling como una buena opción, poco invasiva, para mantener una piel sana, cosméticamente bella, y que inhibe los efectos del envejecimiento. Existen varios peelings: el peeling de fenol, el de ácido glicólico, el de ácido salicílico… entre otros, con diferentes finalidades.Mejora la coloración de la piel.

Beneficios del peeling

  • Su primer tratamiento transformará su piel de forma radical, al promover un brillo saludable y juvenil, al suavizar las arrugas finas y al mejorar el color de la piel, al aclarar las manchas oscuras y disminuir los poros dilatados y las cicatrices del acné.
  • Con cada tratamiento adicional, notarás una mejoría en el aspecto general de tu piel, a medida que el proceso de renovación recibe más estimulación. Los tratamientos consecutivos mantienen las mejoras conseguidas en las arrugas finas, la suavidad, la tersura y el resplandor de la piel. Las manchas oscuras (manchas solares o seniles), el color de la piel, las cicatrices de acné y los poros dilatados también mejorarán al continuar con los tratamientos, además de realizarse un control sobre la producción de grasa por parte de la piel.
  • De forma similar a los tratamientos cosméticos para la piel dañada por el sol, el tratamiento no puede recuperar todos los efectos causados por años de exposición solar.
  • Permite trabajar a un nivel superficial o medio de la piel
  • Acelera la renovación celular
  • Aumenta la producción de colágeno
  • La sesión se realiza en muy poco tiempo
  • Permite tratar cicatrices de acné y estrías
  • Permite eliminar manchas
  • Piel más luminosa, las manchas se aclaran.
  • Coloración más homogénea
  • Efecto tensor. Reduce número, tamaño y profundidad de las arrugas
  • No “robará” tiempo en la vida diaria de las pacientes.
  • Genera nueva piel en las zonas donde hay cicatrices, estrías y marcas de acné.
  • Disminuye los poros dilatados
  • Mejora la textura